Yoga con Inma – Yoga en Albacete

Máquina de escribir con gracias en distintos idiomas

Gratitud: siéntete mejor dando las gracias

Todos sabemos que dar las gracias es algo bueno. Nuestro refranero incluso nos dice que es de bien nacido ser agradecido. Y cuando pensamos en dar las gracias, a menudo lo asociamos con que la persona beneficiada por nuestro agradecimiento es aquel que las recibe. Sin embargo, la práctica de dar las gracias a menudo nos beneficia más a nosotros que a nadie más.

Ser agradecido nos genera una sensación muy placentera, de calidez, de bienestar, de estar contentos y felices con aquello que tenemos. Me gusta terminar todas las clases invitando a quienes vienen a darse las gracias a sí mismos por haber creado ese espacio en su día para ellos mismos, y les invito a sentir esa sensación de gratitud en el cuerpo, a dejar que se expanda por todo nuestro cuerpo. Para mí, es la mejor manera de terminar mi práctica de yoga.

Beneficios

Y es que la práctica de gratitud tiene efectos muy beneficiosos para la salud. Hay numerosos estudios científicos llevados a cabo por universidades norteamericanas, entre ellas las de California y Miami, que han estudiado los efectos, no solo emocionales, sino fisiológicos, que la práctica de la gratitud tiene en el cerebro humano. Según estos estudios, nos puede ayudar a:

  • mejorar la calidad del sueño

  • ser más optimistas y positivos

  • reducir sentimientos de ansiedad y depresión

Cuando nos tomamos un momento para pensar en aquello por lo que estamos agradecidos, se nos genera una actitud más positiva y de empatía con los demás. Esta práctica afecta a una parte del cerebro a la que llamamos hipotálamo, que controla el metabolismo y el estrés, con lo cual con ella podemos llegar a notar una sensación de alivio ante estresores.

En este año tan extraño que estamos viviendo, con tanta incertidumbre en el futuro, con tantas preocupaciones y motivos de estrés, encontrar un momento para estar tranquilos y para fomentar el bienestar de nuestro cuerpo y nuestra mente es una prioridad que nos ayuda a mantenernos mejor equipados para nuestra vida.

Cómo incorporar la práctica de la gratitud a tu vida

Algo muy sencillo que puedes hacer todos los días es escribir en un trozo de papel tres cosas por las que estás agradecido. Yo suelo hacerlo todas las mañanas mientras tomo el café en el desayuno, pero si lo prefieres puede ser al final del día o en cualquier otro momento. La clave es intentar que sea a la misma hora para crear el hábito.

También puedes practicar esta meditación guiada tan a menudo como tú quieras.

Leave a Comment

Your email address will not be published.